Sobreviviendo al paso del tiempo, sólo las piedras quedan como testimonio de su pasado el Fuco Lois está situado en la Plazuela de Fonte Sequelo

Situado en la ladera oeste del que fue un asentamiento castrense denominado Callobre, ya en la Edad Media era un espacio singular por su proximidad con el Sepulcesquinahistoriaro del Aposto Santiago.

En la plazueleta ya denominada Sequelo, está la Fuente, uno de los tres manantiales naturales de la ciudad e importante suministro de agua de los compostelanos en aquel tiempo.

Documentos que datan del año 1136 nos revelan que el solar perteneció al Arzobispo Diego Gelmirez y que en su interior existia un horno de pan propiedad de un cuengo vinculado al arzobispo que ocupaba la esquina del solar donde en la actualidad empata la barra del cafe con la pared del fondo del local.

En el espacio ocupado por la edificación actual hubo durante el siglo pasado tres casas que fueron vendidas al mismo propietario, el cual las derrumbo y encargo que se construyese un nuevo edificio en 1.888, obra del arquitecto Manuel Pereiro Caeiro.

Para la nueva construcción reutilizó la madrea y las tejas en buen estado de la construcción anterior, buen ejemplar de ello es el cañón de la pared de detras de la barra, que pertenece en el lugar que se encontro tras repicar la piedra.

Además una de las piedras de cantería encontradas en las excavaciones está situada como banco y el propio enlosado del local es originario.

Ahora, en los primeros años del siglo XXI es el Fuco Lois quien ocupa este espacion convirtiendolo en un local público para el disfrute de los compostelanos y viajeros que acuden a Santiago, ciudad con un núcleo historico privilegiado y un pasado que la convierte en única.